La esvástica en la aviación militar finlandesa
    Home    0 Comentarios
La esvástica en la aviación militar finlandesa

La foto es de hace pocos años, y no se trata de ningún grupo neonazi: son miembros de la Fuerza Aérea de Finlandia, concretamente del Mando Aéreo de Laponia. Lo que vemos en el estandarte es lo que allí denominan como “Hakaristi”, que es como se dice esvástica en finlandés. ¿Y cómo es posible que un país de la Unión Europea consienta el uso en público de un símbolo asociado con el nazismo? Para ello tenemos que remontarnos en la historia casi cien años atrás.

La esvástica en la aviación militar finlandesa

El 6 de diciembre de 1917 y en plena revolución bolchevique, el antiguo Ducado zarista de Finlandia declara su independencia de Rusia. Poco después el país se mete en una Guerra Civil que enfrenta al bando rojo (rebeldes socialdemócratas, apoyados por los bolcheviques rusos) y el bando blanco (formado por el Senado, de mayoría conservadora, apoyado por el Imperio alemán y por fuerzas de voluntarios llegadas de Polonia, Suecia y Estonia). La breve contienda -no llega a cinco meses- se salda con 37.000 muertos y la victoria de los blancos. Aunque Alemania aspira, con el apoyo conservador, a poner un monarca alemán como Jefe de Estado de Finlandia, su derrota en la Gran Guerra trunca ese plan y el país se convierte en una república parlamentaria.

A dos meses para el final de la Guerra Civil, se crea el Cuerpo de Aviación del Ejército de Finlandia el 6 de marzo de 1918. El 25 de febrero había llegado al país su primer avión militar: un biplano alemán Albatros B.II comprado por el director del periódico sueco Aftonbladet, Waldemar Langlet, un partidario del bando blanco. El segundo avión militar finlandés fue donado por el conde sueco Eric Von Rosen: se trataba de un Thulin Typ D, una variante del monoplano francés Morane-Saulnier L fabricada con licencia en Suecia. Este aparato llega el 6 de marzo a Finlandia y lo hace pintado con el emblema personal de Von Rosen: una esvástica azul. El emblema no tiene en 1918 las malas connotaciones que posee hoy en día: es un símbolo asociado al pasado vikingo de los países nórdicos. El 18 de marzo el mariscal Mannerheim, comandante en jefe de las fuerzas militares finlandesas, adopta esa esvástica azul como emblema del Cuerpo de Aviación del Ejército.

Un emblema de buena suerte para muchos aviadores de la época

La esvástica se populariza a comienzos del siglo XX en los países nórdicos como un emblema vikingo asociado a la buena suerte. Eric Von Rosen lo había usado ya en un viaje a Hispanoamérica en 1901. Tras su adopción por la aviación militar finlandesa, lo adopta como símbolo la Lotta Svärd, una organización paramilitar auxiliar femenina formada en 1918 y dedicada a proporcionar asistencia sanitaria y otras labores auxiliares para el Ejército. El Partido Nacional-Socialista Obrero Alemán (1920) y el Partido Fascista italiano (1921) aún no han aparecido cuando Finlandia adopta ese símbolo. Hay que decir que su uso en aviones no es nada atípico en aquellos momentos. En la Primera Guerra Mundial usan la esvástica aviadores de ambos bandos como símbolo de buena suerte. Así lo hacen, por ejemplo, el as estadounidense Raoul Lufbery de la Escuadrilla Lafayette, y el as alemán Werner Voss, que fallece durante la contienda. En el periodo de entreguerras sigue usándose con esa finalidad. Aquí vemos, por ejemplo, un caza alemán Pfalz D.III capturado por los franceses al final de la Primera Guerra Mundial, al que se le suprimieron los emblemas con la Schwarzes Kreuz (cruz negra) alemana, para añadirle escarapelas galas y una sauvástica (una esvástica invertida, signo de mal augurio; el piloto debía estar mal informado):

Bajo estas líneas, un Westland Wapiti de la RAF británica en el periodo de entreguerras, con una esvástica en el timón de cola y una sauvástica sobre el ala superior:

Y aquí, finalmente, un Boeing P-12 del Cuerpo Aéreo del Ejército de Estados Unidos, también del periodo de entreguerras, con una esvástica pintada en el fuselaje como símbolo de buena suerte:

La esvástica finlandesa tras el ascenso del nazismo

El ascenso al poder del Partido Nazi en Alemania y sus medidas dictatoriales y antisemitas hacen que la cruz gamada adquiera connotaciones muy negativas ya antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial. No obstante, Finlandia sigue usando ese símbolo, pues es un emblema histórico de su nación. Al fin y al cabo, la democracia finlandesa venía usándolo mucho antes que el Tercer Reich. Cuando estalla la Guerra de Invierno (1939-1940) tras la invasión soviética de Finlandia, el país sigue portando esvásticas en sus aviones, pero no lo hace como aliado de Alemania. Antes bien, los países que apoyan a Finlandia contra la invasión soviética son Gran Bretaña y Francia. Esta ayuda incluye la venta de material de guerra, también aviones de caza. Aquí podemos ver uno de los 12 Hawker Hurricane comprados por Finlandia al Reino Unido al final de esa contienda:

La reaparición de la ‘Hakaristi’ tras la Segunda Guerra Mundial

Al terminar la Guerra de Continuación (1941-1944), la esvástica desaparece de los aviones finlandeses por exigencia de los Aliados. En su lugar, la aviación militar finlandesa adopta una escarapela circular blanca, azul y blanca, que aún lucen hoy las aeronaves militares del país.

Izquierda: emblema usado por los aviones de la Fuerza Aérea de Finlandia entre 1918 y 1944. A la derecha, la escarapela adoptada al final de la Segunda Guerra Mundial, y vigente hasta hoy.

Sin embargo, ya en la década de 1950 algunas unidades de la Fuerza Aérea de Finlandia recuperan la “Hakaristi” en un diseño negro ribeteado en blanco y en fondo azul. Hoy la podemos ver, como ya he señalado, en varios estandartes de la Fuerza Aérea de Finlandia. Bajo estas líneas vemos, a la izquierda, el estandarte de la Academia de la Fuerza Aérea (Ilmasotakoulu) con sede en Tikkakoski, que no sólo luce la citada esvástica negra, sino también otra dorada, oculta tras la hélice que aparece en la parte superior izquierda. A la derecha está el estandarte del Mando Aéreo de Satakunta (las siguientes cuatro imágenes son obra de Olof Eriksson):

Y bajo estas líneas vemos, a la izquierda, el estandarte del Mando Aéreo de Carelia, y a la derecha, el del Mando Aéreo de Laponia:

También figura una versión circular de la esvástica en el estandarte del Utin Jääkärirykmentti, un regimiento del Ejército finlandés especializado en el entrenamiento de pilotos de helicóptero y en el adiestramiento de fuerzas especiales (imagen: Liisa Kontiainen/Wikimedia):

La más alta condecoración militar finlandesa, la Cruz de Mannerheim, también luce una esvástica, si bien disimulada, como se puede ver en esta imagen (foto: Vesteri/Wikimedia):

Un diseño parecido nos lo encontramos en la Cruz de la Orden de la Libertad, una de las tres condecoraciones civiles que otorga la República de Finlandia (foto: Kunniamerkit/Wikimedia):

Esta condecoración figura, por cierto, en el Estandarte Presidencial finlandés:

Un símbolo que mantiene su arraigo histórico en Finlandia

De vez en cuando aún surgen polémicas en la propia Finlandia por su uso, y también en medios extranjeros. En octubre de 2005 el diario francés Le Monde le dedicó un artículo. En diciembre de 2007 se ocupó de ello el semanario alemán Der Spiegel, en un tono más crítico. Hasta hoy, el arraigo de la “Hakaristi” en Finlandia se mantiene a pesar de las polémicas, y no desde luego por simpatía alguna con el nazismo: Finlandia es, desde su independencia, un país democrático. A pesar de ello, los horrendos crímenes cometidos por los nazis, simbolizados en la esvástica, han provocado que sus connotaciones sigan siendo tan negativas que por mucho arraigo histórico que tenga previo al Tercer Reich, se hace chocante su uso a día de hoy por parte de un país que -al fin y al cabo- estuvo aliado con la Alemania nazi en la Guerra de Continuación.

Fuente : Contando Estrellas, http://www.outono.net/elentir

Comments

Log in or register to post comments